Qué alargada es tu sombra en mi recuerdo

APASTOR_TANSOLOPORLALUZ_LONA

 

Qué alargada es tu sombra en mi recuerdo.

Se clavaron tus sueños en mi pecho
como copiosa lluvia de cristales,
tu desprecio en mi herida silenciosa
como si fuera sal sobre la llaga.

Y tú distante, fría y orgullosa,
y yo vigía de tus horas vivo
abriendo las persianas de la noche.

La paz es un regalo misterioso
que no recibiré de tu maltrato.

¿Será quizás tu fría indiferencia
la que angustia me da de tus elipsis?

Me acercaré despacio a la ventana
y miraré al jardín que fue de un día
el brote de tu fruto apasionado.

Te cerraré la puerta que fue llave
de tu alcoba secreta y el adiós
dejaré en tu jardín y en tu ventana.

                                                 Antonio Pastor Gaitero

Al abrir el libro “Tan sólo por la luz la sombra existe” nos encontramos en la página 26 con este poema y esta fotografía a su lado ilustrando en el adiós la firme postura de cerrar la puerta.

 

Candados

 

Fotografía de Charo Gómez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s