1 de julio de 2015, mi grito es la palabra

Todo aquel que nos quita libertad, salvo nuestro desprecio nada tiene.
Si ahogo mis palabras me sumerjo
en un incierto mar mudo de sombras.
necesito gritar. Ya desde niño
clamaba pan el hambre de mi pecho,
clamaba beso el beso de mis labios,
grité al silencio el eco de mi canto.
Y grito si el amor pierde el sendero
y rueda por pendientes a la orilla
que nos lleva a temer acantilados
arrastrando respeto y tolerancia,
deshilachando abrazos y recuerdos,
abriendo las cortinas de la noche.
Si callo, se hacen nudos mis palabras
y me convierto en cómplice sin serlo,
callar es ignorar y dar la espalda,
en cada muerte pierdo una sonrisa
y pierdo dignidad en el fracaso.
Grito para romper este silencio
que en la mentira nace los insultos.
La falta de respeto es el inicio
que abre los portales del maltrato.
Nadie es dueño del beso ni de nadie,
que nadie quite a nadie una sonrisa,
ni levante la voz, ni tan siquiera
humille con un gesto tu conducta.
Todo aquel que nos quita libertad,
salvo nuestro desprecio, nada tiene.

Antonio Pastor Gaitero

café galgos 7 de abril

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s