CONCIERTO EN LA FÍDULA

Chispeaba en una tarde templada de febrero, salía tímido el sol para despedir el día en un viernes que anunciaba festivos de domingo. Las calles se sentían vivas al paso de las gentes y yo paseaba mis nervios con la guitarra al hombro por el barrio de las letras, camino de “La  Fídula”. Presentaba el libro “La respuesta del espejo”.

La sala se fue llenando de amigos que calmaron en parte mis nervios con su presencia. Recité y canté textos del poemario y la noche se hizo eterna en abrazos y palabras.

 

Qué claridad de imagen reflejada
verdad delata limpia y transparente
que nunca deja a nadie indiferente
y apenas se demuestra equivocada.
Que obediente refleja la mirada
que devuelve la luz omnipotente,
impasible se muestra de repente
dejando la verdad manifestada.
Respuesta da si la pregunta asoma,
silencioso contesta realidades
la mentira no existe en los reflejos.
Igual la vida la respuesta toma
y nos devuelve claras las verdades
que nos dan en respuesta los espejos.

Antonio Pastor Gaitero

1o-fotografia-concierto-la-respuesta-del-espejo-3-de-febrero-2017-2

Fotografía de Pilar Hernández Asensio

Comentarios  de Valentín Martín  sobre el concierto del  3 de febrero de 2017 en La Fídula Calle Huerta 57.

…las crónicas a veces se escriben solas cuando hay carne literaria por medio, como esta noche en el que Antonio Pastor Gaitero se multiplicó a sí mismo, hablando, cantando, recitando. Y quitándose importancia. Prendió la mecha de la nostalgia de un Madrid que sigue en pie y me fui como siempre a la crónica donde todo comenzó después de nuestra Salamanca

Y también pienso en Antonio Pastor Gaitero, maestro de las tres dimensiones de un mismo sentimiento. Mientras cantaba esta tarde Antonio, mimando la guitarra como si fuese una novia, a mí el corazón me hacía una jugarreta muy extraña: me acordaba un poquito del vigoroso desmayo de los cantautores argentinos que se fueron marchando llevándose el nombre de Atahualpa, Cafrune, Cabral y otros así. Probablemente sea una boludez de mi oído de esparto, qué se yo, porque uno no manda en lo que oye aunque otro diga lo que dice. Antonio estuvo serratiano, tierno, sarcástico, hondo, epigramático, nostálgico, alegre, parlanchín, silencioso y hasta se permitió el lujo de mentirse a sí mismo diciendo que le llaman el triste de Coslada. Amos, anda, Antonio.
Antonio Pastor Gaitero pasó por la noche de Madrid y nos dejó otro libro – La respuesta del espejo- y un incendio. Una llama de poesía y música donde calentarse las manos. Yo las tengo aún calentitas. Lo digo por si alguien quiere probarlas, junto a esta canción que dejó el maestro como homenaje a mi paisano, el poeta noble y mártir Marcos Ana.

 

… la poesía de Antonio Pastor Gaitero es muy rica en sentimientos, pero también está llena de reflexiones sobre el tiempo y la vida. No hay que perdérsela.

 

1o-concierto-presentacion-l-fidula-3-de-febrero-2017

Fotografía de Laura Pastor Eugenio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s