Calmar la sed

Con  la flor femenina se conserva

y un amargor provoca fresco el trago,

y en su líquido miel de sed naufrago

y otro vaso de sed mi sed reserva.

 

Se tuesta, se maltea el grano, observa,

yo admiro su color mientras indago

el ámbar, su sabor en el halago,

y en mí se queda fiel y se preserva.

 

Para brindar te elijo, elevo el vaso

y la espuma corona la alegría,

eres fiel compañera del parnaso.

 

Un solo vaso, es beso y es escaso,

tres o  cuatro son buena compañía,

si alguno más, lo acepto y me acompaso.

Cerveza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s