FELIZ AÑO 2014

Ya está a la venta el nuevo libro de Antonio Pastor Gaitero: Sonetos de Amor y Otras Ausencias
Sonetos de Amor y otras Ausencias de Antonio Pastor Gaitero

Fragmento de WOMANWORD, “El fin del mundo y otras chicas del montón” de Rocío Pastor Eugenio

Alza la voz, ríe, viaja, aprende, lee, para, respira, comienza, vive, sé tú mismo, sé tú misma, persigue tus sueños y sobre todo lucha, sigue andando, alza la mirada y enfréntate, humano, a todo y a todos los que no respeten quienes somos. Rocío Pastor Eugenio WOMANWORD

En los primeros versos del libro “Sonetos de Amor y otras Ausencias” podéis encontrar y leer este soneto con el que quiero desearos un año 2014 repleto de amistad, música y poesía. ” Porque vivir es mantenerse en duelo para luchar, si no, nada se alcanza” Venced la comodidad y la quietud para no perder la dignidad, para defender tu espacio y el aire que respiras.

Es la comodidad un fácil velo

que oculta de los sueños la esperanza,

perdemos la inquietud, la confianza,

que fácil es caer en el señuelo.

Porque vivir es mantenerse en duelo

para luchar, si no, nada se alcanza,

el ganar y el perder te da enseñanza,

hay que romper el velo con desvelo.

Siento tu barca, el mar, el horizonte,

siento libre la rosa y el tintero,

y el libro siento abierto de verdades.

Tienes que ver volar cuando remonte

las olas con tu barca compañero

mi guitarra venciendo soledades.

Antonio Pastor Gaitero

Anuncios

Antonio Pastor en WOMANWORD

La revista digital de cultura WOMANWORD, recoge con cariño y palabras tenaces el último concierto de Antonio Pastor.

Síguela en Facebook, Twitter, Pinterest o Instagram.

Lée la entrevista aquí.

Muchas gracias, WOMANWORD.

ANTONIO PASTOR: “QUÉ PUEDO HACER SINO CANTARTE

PUEDO”

Fotografía y Texto por Rocío Pastor Eugenio.

Fotografía 100% libre de retoque digital. Como siempre aquí, en WOMANWORD.

Antonio Pastor en concierto. Fotografía de/por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Antonio Pastor en concierto. Fotografía de/por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Esta tarde, como cada mes, Antonio Pastor volverá a subirse al escenario para interpretar, junto a su guitarra, los temas cuya letra y música arranca de su alma en cada composición.

Certero, culto y capaz, el cantautor viste de esperanza un presente amedrentado, reclama la humanidad entre sus versos afilados y recrea momentos bucólicos con melodías que pasan de la nana al tango, en arrebato ensordecedor de tempestades.

Con fuerza, alza su voz al cielo, desde una cueva de Madrid en la que los poetas siguen haciendo de las suyas lanzando versos cual granadas y acordes como salvavidas.

Entre el público las lágrimas asoman y los aplausos se escapan de unas manos demasiado temblorosas al haber encontrado al fin, la palabra sanadora. Esa que les ha hecho comprender que son humanos y que la vida merece ser vivida con intensidad y juegos de sonrisas.

Es poeta, es músico y es amigo. Antonio Pastor siembra cariño y recoge el reconocimiento de quienes, como una servidora, se ponen de pie para aplaudir una calidad por mucho tiempo esperada entre diales comercializados y artistas vendidos.

De la vida una esperanza hecha canción.

Síguele en Facebook. Conoce su trabajo en su web. Escúchale en Myspace. Y recuerda un nombre que pasará a la historia entre leyenda y poema.

¿Quieres saber más sobre él?

Antonio Pastor nació en los años ’50 y lleva más de 45 años luchando por la libertad con su guitarra, la de Estado y la interior. Su prolífera obra se encuentra registrada en poemarios, unos que ya han visto la luz y otros que buscan editorial.

Entre humildes palabras que desprenden el saber del estudio constante y el trabajo tenaz, defiende una métrica exacta y el trabajo musical profesionalizado: “Mi  trabajo es lírico, romántico, de construcción clásica. Empleo el endecasílabo como el verso más utilizado,  sin abandonar otras medidas como la octava, el heptasílabo…”

Y como siempre, retazos de realidades colgados en cada cartel de concierto.

Hoy, a las 21:30 en la Cueva del Bolero (C/ Cid nº1 esquina C/ Recoletos 11):

Qué sociedad me aparta y viejo llama

cuando vivir y trabajar quisiera,

me lleva hacia la sombra en la ribera

cuando mi río amor vivir reclama”.

El próximo, el 20 de octubre a las 19’30 en el mismo lugar.

Y así cada mes, sobre unas tablas agradecidas que ensalzan en voz la esperanza adormecida.

Siempre hay lugar para el poema cuando el alma es libre para desatar las cadenas que la oprimen.