Presentación de Antonio Pastor Gaitero por Valentín Martín en Santa Inés

Hay poetas que hacen crecer su poema al leerlo. Y hay poetas que a la vez de leer muy bien su propia poesía o la de otros,  la cantan, con lo cual la suma de las tres cosas es una apología de los sentidos.

Es el caso de  Antonio Pastor Gaitero, maestro de las tres dimensiones de un mismo sentimiento.

Mientras canta Antonio, mimando la guitarra como si fuese una novia, a la gente  el corazón le hace  una jugarreta muy extraña: se acuerda  del vigoroso desmayo de los cantautores argentinos que se fueron marchando llevándose el nombre de Atahualpa, Cafrune, Cabral y otros así.

No se puede ser cantautor si el que canta y hace magia con la guitarra no es un depredador de la creación musical y literaria. Y Antonio Pastor Gaitero no solamente lo es, sino que lo es a su manera tan hermosa. Porque cuanto rasguea su guitarra y deja que vuele la sonoridad de su voz, nos transporta a la mejor tradición de los de grandes de antes y de siempre.

Para escuchar la personalísima profundidad de Antonio Pastor Gaitero hay que dejar los oídos limpios de sospechas, azuzar el silencio absoluto, y luego dejarse llevar por lo que canta y por lo que dice.

Antonio Pastor Gaitero es un magnífico poeta, canta con un intimismo que ensimisma, le gusta la magia y el ingenio de la charladuría, domina el escenario como los mejores juglares.

Antonio Pastor Gaitero es serratiano, tierno, sarcástico, hondo, epigramático, nostálgico, alegre, parlanchín, silencioso y hasta se permite el lujo de mentirse a sí  mismo sonriendo a su sombra.SANTA INÉS 4

Antonio Pastor Gaitero pasa esta tarde de junio por Santa Inés y nos deja un incendio tranquilo.

 

Anuncios

En la feria del libro de Madrid

Mañana 6 de junio de 2018 estaré en la feria del libro de Madrid, en la caseta 195, presentando y firmando el libro “El musical acento de tu nombre” publicado por Lastura Ediciones. En él,  he querido llevar la sal y la palabra a la playa de tu pecho en un barco lleno de esperanza.

Quiero por necesario comprenderte,

no por darte razón, para escucharte,

para aprender de ti, y para hablarte

con la paciencia que al abrazo acierte.

 

Opinarás distinto de la suerte

y no por desigual he de juzgarte,

de religión, política, amor, arte,

de la vida, del sueño y de la muerte.

 

Tendrás otro color y otras culturas,

otro país que en nada nos separa,

para toda razón hay más lecturas.

 

Tan sólo le rechazo al que prepara

y mantiene el dolor en sus locuras,

sólo aclara rencor y daño aclara.

Antonio Pastor Gaitero (Poema del libro “El musical acento de tu nombre”)

Portada del Libro El musical acento de tu nombre

CARTEL de la feria del libro junio 2018

Un poemario cabal

UN POEMARIO CABAL

Atención: Antonio Pastor Gaitero ha exterminado la retórica.
Esto se lee a la puerta donde viven los versos con el musical acento de su nombre. Esto se respira en el salón de los vientos que respiran sus páginas. Esto se lee en la alcoba que cobija a los vocablos más tiernos.
Porque este es un poemario de la libertad, de los besos, de la inmigración, de Madrí, de Madrí, de Madrí. De aquello que de vivirlo tanto, casi se pronuncia solo.
Pero sobre todo es un poemario donde los poetas, aprendices o doctorados, al leerlo ya saben que la poesía es más que la rima, bastante más que la métrica, mucho más que el ritmo. Que en él hay un seguro de vida, un contrato con el sentimiento, una pareja de hecho con los dulces vilanos, una herencia de los años 60 donde la poesía sedujo a un muchacho, una luz natural que alimenta al hombre que al día de hoy vivió tantos árboles.
Antonio Pastor Gaitero lleva siempre algo encendido en los dedos. Yo lo he visto. Y al verlo he escuchado que escribe futuros inacabados, cautividades de embelesos en un beso, el silencio de las dunas en la cama vacía del recuerdo, gritos de nombres que renombra en un verso, los errores, los caminos, los propósitos, los inviernos. Y el desierto.
Para cantar libremente este cántico hay que haber vivido antes mucho.
Y Antonio Pastor Gaitero sobrevivió a las prohibiciones compañeras de sus dos lenguajes, vive puro la fidelidad precisa de sus antaños, nombra a los objetos impenetrables con la sensualidad de la naturaleza más sensible, interroga a los misterios que ya sabe, suya es la sencilla poligamia con las pasiones. Nos vence.
Porque todo lo que escribe existe.
Nunca vi los baúles de Antonio. Pero estoy convencido de que están llenos de campanas, de rayos, de cortejos. Y que no hallaré en ellos el frío de un solo adiós que no sea un hasta luego.
“El musical acento de tu nombre” es un manojo de expresiones literarias muy cercanas al lector, como lo fue siempre la poesía tradicional. O eso me parece a mí, que lo leo como vivo con el regocijo quieto de la pequeña sucesión de los días.
No estoy diciendo que estemos ante un libro domesticado, hasta ahí podíamos llegar. Lo que atisbo es que este poemario tan consonante con la poesía popular (la poesía popular puede ser la más culta también), metida en la misma entraña de la lengua, está sosteniendo lo que aún queda vivo. No hay en él una sola moda escrita para dar gusto. Aquí no encontrarás una muchachita transformada en arrabal, con el pie agrio y hermana de las húmedas piedras.
La condición humana de Antonio Pastor Gaitero pone de manifiesto que esta poesía queda también cerca del lector o del oyente con la sencillez y la espontaneidad de la expresión. Y estas no se logran de una manera inconsciente sino a través de una poética al alcance de muy pocos, pero que aparece siempre en la larga carrera de Antonio.
En “El musical acento de tu nombre” no hay un solo gramo de poesía circunstancial sino la inspiración renovada en el hecho cotidiano, en la vida.
Y de ahí parte Antonio Pastor Gaitero hacia una poesía cultivada, yo creo que preocupado por individualizar cada poema, con la argamasa de una materia poética amplia, variada y cuantiosa en un temario que gira sobre sí mismo como una emoción sostenida en un canto siempre en movimiento.
En este libro tampoco se encuentran vaivenes o desmoronamientos, sino la secular prolongación del lenguaje, temas y técnicas que siempre han caminado faenas sencillas, ya sean oceánicas familiares o surcos en las montañas amigas.
A Antonio Pastor Gaitero hay que reconocerle muchas cosas. Entre otras, que jamás trastoca el lenguaje en una sucesión de metáforas entrelazadas. Su poesía -la de este libro también- tiene un lugar destacado por la extrema sensibilidad, la pureza de las palabras, el ritmo y la musicalidad.
Tiene el poemario una construcción intelectual bien diseñada, que se corresponde con una concepción, tan apacible como impetuosa, de la vida sentimental.
Parece que en “El musical acento de tu nombre” no hay una alegría alborozada, pero está, aunque el propio autor no lo vea. Es lo que tiene ser un buen poeta: que entra en la poesía como Pedro por su casa.
Y esa alegría nos la trae el aire del libro a los ojos de los obreros.

Valentín Martín

Portada del Libro El musical acento de tu nombre

El pulso de la especie

A Laura Pastor Eugenio

Es verde el mar, es verde si lo miro

a través de tus ojos,

y  verde el cielo y verde la esperanza.

Verde madera tu mirada verde

y tus ojos de estrellas consteladas

serán campos de arroz en la albufera

de mi pecho,  vivencia  y alimento.

 

El trigo crece verde hacia la espiga,

y la semilla brota y enriquece

el campo y sus confines siderales,

y sucede la vida y sus misterios,

y el origen del fruto multiplica

la razón de vivir en armonía,

la razón de la savia  desatada,

el pulso de la especie.

 

El tiempo suma y pasa, es insensible

al ciclo natural que nos persigue,

siendo incesante el paso de los años,

pero sabemos que el instante es nuestro

y nada puede acelerar un beso

si el abrazo destella en tus pupilas.

LAURA 2018- CHUPETE

Laura tiene el acento suspendido,

entre vocales  une la palabra

y vuela victorioso en la mañana

el verdecido gesto de su nombre

a sus ojos de vida llena y nítida.

 

El tiempo ni es pasado ni es olvido

El tiempo ni es pasado ni es olvido

cuando el beso se queda en la memoria,

no tengo a tu recuerdo escapatoria,

ni tengo este suplicio merecido.

 

Me vine solo, con tu adiós vencido,

un carrusel tu voz, y yo la noria

que gira tras de ti, en obligatoria

caricia, inaccesible, sin sentido.

 

Eres mi viento, mi timón, mi vela,

la cuna de los sueños donde habito,

surca mi barca sobre el mar tu estela.

 

No te quiero olvidar ni sueño evito

pues sólo tu recuerdo me consuela.

Dejo tu amor en mi silencio escrito.

barco

Diseño de Miguel Martín Barragán

Poema del libro “El musical acento de tu nombre”

Música de Antonio Pastor Gaitero

El tiempo pasa y es inevitable

Antonio Pastor Gaitero

El tiempo pasa y es inevitable

cumpliendo así los ciclos de la vida,

mas viajar con el tiempo es lo importante,

sentir el aire fresco en la mañana

y la brisa de sal que el mar renace

y brindar por la vida y por un sueño

paralizando el tiempo en ese instante.

Al sentir amistad en tu sonrisa

le das valor al tiempo y me parece

que siento los minutos cuando laten

y el tiempo entre nosotros se entretiene.

No se le vence al tiempo con la urgencia,

sólo con la paciencia se le vence.

El tiempo pasa y es inevitable,

sentir cada segundo y su latido

y compartir tu tiempo es lo importante.

Poema del libro “La respuesta del espejo”

Once de abril

Quiso la luz que naciera en primavera. Sus manos se extendieron  como alas de mariposa para abrazar al mundo y sus constelaciones, abrió sus ojos y un azul claro inundó la vida y el mundo giró en sus circunferencias. Todo cambió en mí. Se llenaron mis pasos de inquietud y los caminos se multiplicaron, todos me llevaban a su sonrisa, acuné en mis brazos sus noches despiertas y la música nos acompaño noche tras noche, era un fijo a nuestra cita Franz Schubert con la sinfonía nº 8 “La incompleta”,  Vivaldi y sus cuatro estaciones, Ludwig Van Beethoven y sus  nueve sinfonías, Tschaikowsky  y su vals de las flores entre otros, Verdi y el coro de los esclavos del Nabucco,  la sinfonía del nuevo mundo de Anton Dvorak , Fragmentos del Príncipe Ígor de Borodin, la barcarola de los cuentos de Hoffman y muchos otros que poco a poco formaron nuestra colección musical. Quiso venir para actualizar los tiempos, Carlos Cano, y fue de repetidas veladas la presencia de Dire Straits y su Brothers in Arms, Chris de Burgh, Chris Rea, Ella Fitzgerald, Louis Armstrong  y muchos, muchos más nos acompañaron en noches de insomnio.

Hoy los escucho a todos en el recuerdo.

 

En nuestros brazos se acunaron melodías que nos acompañarán siempre.

 

Rocío de meses

Naces perla de la noche,

manto estrellas al alba,

transparencia cristalina

que da vida  a la mañana.

gotas de rocío-2

Rocío es un acorde en la obertura.
Su musical acento amanecido
es caricia, la voz que silenciosa
cubre de azul en flor de su pupila
perlas de luz, en luz adolescente.

Felicidades, Rocío Pastor Eugenio

A Lorenzo Pastor Gaitero

Laura-foto-mar

Hoy levanto mi pluma porque quiero

dibujar en tu voz nuevas palabras

que reflejen el eco del silencio

en la bóveda azul de la memoria

tu presencia de abrazo sosegada.

Allí en donde estés tu voz espero

para hablar de la mar y de la encina,

del origen del aire y la distancia,

de la existente vida y su conjunto,

de todos los planetas y sus formas,

para hablar por hablar, para escucharte,

y responder con canto tu regreso.

Porque llueve en mi pecho la mañana,

te espera en el cobijo de la aurora

abierto  de rocío y hierbabuena,

y el corazón hendido te suplica

¡Acércate!, Yo sé que no te has ido.

Porque tengo sequía de tus manos

te abrazo ahora que mi pluma cita

en este escrito de vida tolerada

tu nombre en el abrazo que propongo.

Llámame zarco, ya que paciente espero

como la mar los vientos encendidos

para acercar mis brazos a la orilla

de tu eterna sonrisa amanecida,

para esperar paciente la calma que propones,

para jugar al mus de compañeros,

y recorrer de tapas nuestros bares.

 

Digo tu nombre, y sabes que te escribo,

en este mar azul donde te espera

un cielo de satén y de cretonas.

 

 

 

 

 

 

Aprendimos con cuentos el engaño

Adelanto este poema del libro”El musical acento de tu nombre” por la lucha y la defensa de la igualdad entre personas.

Aprendimos con cuentos el engaño.

La farsa fue motivo y pesadilla,

no has sido ni serás media costilla,

ya es hora de salir de ese rebaño.

 

Hizo el poder por defender el daño

ofrecer sin razón la otra mejilla,

el miedo es del poder la zancadilla

que por callar coloco y acompaño.

 

Eres la vida, de la luz la franja

que defiende igualdad siendo primera,

la existencia del pan y de la espiga.

 

Nunca serás mujer media naranja,

ni paloma en tu vientre, ni ceguera,

por mucho que el poder del hombre diga.

Antonio Pastor Gaitero

Foto calentario 2017

Fotografía de http://www.javierjimeno.com

 

 

 

Traigo el verde a la luz

20140914_141838

A Federico García Lorca

Traigo el verde a la luz,  y recupero

el árbol verdecido en la montaña.

Se hizo noche la noche de una España

que al verde abandonó por el sendero.

 

La fría plata eterna por acero

cambio al sucio cristal que el llanto baña,

recuperar la luz que desempaña

la verdad, a esperar contigo, espero.

 

Estás en el acento y en el lazo

que forman la palabra y en los gritos

que sujetan mi verso a tu cadera.

 

Tu canto Federico es un abrazo,

ruiseñores al alba, y tus escritos,

la necesaria voz que el canto espera.

Antonio Pastor Gaitero

 

Poema del libro “El musical acento de tu nombre” de próxima publicación

 

Amo la vida

Amo la vida en su pasar sereno.

El canto de las aguas que amanecen

de satisfecha sed contemplativa.

Amo la luz de la mirada limpia.

El abrazo que ama y no sujeta.

A los ojos que abrazan latitudes

y sonríen sin prisa.

Al corazón de todos,

y a los pulsos que marcan inquietudes

en lazos solidarios de esperanza.

Amo la siembra

y amo la palabra,

y la semilla si la voz consigue

cantar en el acorde de la espiga.

Y a todos los colores.

Amo la piel por diferente, y únicas.

Amo la voz en todos sus idiomas.

Y cuando entiendo el sí de las caricias

y mi pecho responde

con un beso que abraza, y se conmueve,

me reafirmo en amar

para saberme vivo.

51 portada no 2

Fotografía de Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

A una luna llena

 

Ayer, de un viento gris de luz nublada

surgiste tú cercana y amarilla,

esférica cabeza de cerilla

que sin llama da luz tornasolada.

 

Ayer tuve mi paz amordazada,

el mármol de mi pecho se hizo arcilla,

y fue tu luz el faro, la semilla

que el corazón me dio de la granada.

 

Qué ejemplo de honradez tan generosa

que tanta luz recibes tanta ofreces,

espejo de belleza desprendida.

 

La paz de la mañana en ti reposa,

en tu magia de luz cuando apareces

en el cielo de noche, suspendida.

Poema del libro “La respuesta del espejo”

 

Luna-1

 

 

Qué alargada es tu sombra en mi recuerdo

Qué alargada es tu sombra en mi recuerdo.

Se clavaron tus sueños en mi pecho

como copiosa lluvia de cristales,

tu desprecio en mi herida silenciosa

como si fuera sal sobre la llaga.

Y tú distante, frío y orgulloso,

y yo vigía de tus horas vivo

abriendo las persianas de la noche.

 

La paz es un regalo misterioso

que no recibiré de tu maltrato.

¿Será quizás tu fría indiferencia

la que angustia me da de tus elipsis?

 

Me acercaré despacio a la ventana

y miraré al jardín que fue de un día

el brote de tu fruto apasionado.

 

Te cerraré la puerta que fue llave

de tu alcoba secreta y el adiós

dejaré en tu jardín y en tu ventana.

Antonio Pastor Gaitero

(Del libro Tan sólo por la luz la sombra existe)

CandadosFotografía de Charo Gómez 

 

APASTOR_TANSOLOPORLALUZ_LONA

Fotografía de Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Hay mundos nuevos en tu piel de luna

Te quiero porque al mar lo siento mío

en tu playa de amor deshabitado.

Y te deseo, amor, porque tus pechos

de altas torres de vida soleada

tocan la luz y habitan mi recinto.

Y presiento que crecen las espigas

y hay mundos nuevos en tu piel de luna.

Y te deseo, amor, porque tus labios

me llenan de lujuria, me enaltecen

y renace la sed de ser amado,

y en tu espalda, de playa atardecida,

descansa el sueño y descansa el alba.

Y mis manos dibujan tus caderas

para besar tus paralelas lunas

donde la noche es luz siendo manzana.

Es fruta el universo de tus pechos

y redonda la luna donde habito.

Antonio Pastor Gaitero

Poema del libro “Tan sólo por la luz la sombra existe”

MAR

 

Regala libros

No existe mejor regalo que un libro, en todas la fechas, en todas las ocasiones.El libro es un mundo por descubrir, se convierte en tu compañía, te hace suyo y siempre te espera impaciente a la lectura, se siente cómodo en tus manos, y vivo cuando abres sus páginas.

Fotografía -8.12.2017-2

Fotografía -8-12-2017-3

fotografia 8.12.2017

Pedidos a

http://www.lastura.es

http://www.editorialjuglar.com

 

antoniopastorcantautor@gmail.com

Una tarde de concierto

Era otoño y las palabras como hojas se desprendían de los versos. Pensaba que una primavera renacía, cantaba y recitaba los poemas del libro”La respuesta del espejo” en una sala completa de amigos. Sonreía y me encontraba cómodo y agradecido, es por eso que quiero dejar reflejados recuerdos de aquel instante.SGAE-6

¿Qué realidad  de imagen reflejada

verdad delata limpia y transparente

que nunca deja a nadie indiferente

y apenas se demuestra equivocada?

 

Qué obediente refleja la mirada

que devuelve la luz omnipotente,

impasible se muestra de repente

dejando la verdad manifestada.

 

Respuesta da si la pregunta asoma,

silencioso contesta realidades,

la mentira no existe en los reflejos.

 

Igual la vida la respuesta toma

y nos devuelve claras las verdades

que nos dan en respuesta los espejos.

 

Con este poema inicié la lectura después de la cálida presentación de mi editora Lidia López Miguel (Lastura Ediciones)

SGAE-5

inicié la segunda parte del acto con este soneto para dar entrada a los poemas hechos canto.

Soneto a una luna llena 

Ayer, de un viento gris de luz nublada

surgiste tú cercana y amarilla,

esférica cabeza de cerilla

que sin llama da luz tornasolada.

 

Ayer tuve mi paz amordazada,

el mármol de mi pecho se hizo arcilla,

y fue tu luz el faro, la semilla

que el corazón me dio de la granada.

 

Qué ejemplo de honradez tan generosa

que tanta luz recibes tanta ofreces,

espejo de belleza desprendida.

 

La paz de la mañana en ti reposa,

en tu magia de luz cuando apareces

en el cielo de noche, suspendida.

SGAE-7

Un silencio que abraza me acompañaba en cada verso.

SGAE

Concierto en el Palacio Longoria. Patrimonio de la humanidad. Sede de la SGAE.

SGAE-8

 

 

 

 

Responde el espejo

La respuesta del espejo hizo sus preguntas el nueve de junio de 2017 en la feria del libro de Madrid, cuando se presentó desnudo y recién nacido pero lleno de vida y compañía. Iban de la mano la palabra hecha pincel para dibujar azules, y la esperanza para entregar abrazos sin respuesta.

En julio de 2017 alcanzó la segunda edición.

He de agradecer a la Editorial Lastura la publicación de este libro así como su interés por presentar y difundir la obra.

Un espejo de niebla es el recuerdo.

Un ábaco de lunas me recuerda

que la memoria resta la distancia

y el tiempo pasa y suma atardeceres

que multiplican noches de desvelo

y paso a paso nuestra historia acerca.

IMG_20170918_123945_2

Una niebla se abraza a los cristales

y empaña el rojo sol del mediodía,

el sigiloso paso en la memoria

que enlaza los andenes del pasado.

A trenes del ayer sin estaciones

les robaron relojes de llegada

y un paisaje sin árboles transita

de sombra y abandono detenido.

El tiempo es un espejo inmarcesible.

En esa voz que el miedo repetía

giro hacía tras la rueda de la noria

y rescato del sueño fragmentado

la vida y su pasado y sus canciones.

Y en un espejo de luna trasnochada

limpia será la luz, lo necesitan

aquellos que reposan en olvido.

Antonio Pastor Gaitero

 

 

Segunda edición

Adivinanzas cartel del niño mirónPresentado en la feria del libro de Madrid el día 9 de junio de 2017, alcanza ahora la segunda edición. Adivinanzas, el libro olvidado y otros cuentos es un libro para todas las edades, porque jugar es recuperar el tiempo.

Segunda edición de Adivinanzas..

Adivinanza cuarta

No es una enfermedad y es contagiosa,

y te cambia la cara en un instante,

es necesaria dicen, e importante

aunque a veces es grito y es llorosa.

 

Unas veces tranquila, otras, nerviosa,

no hay ninguno de ella que se aguante,

a veces sin cantar nos pega el cante,

y descubres que es falsa, si es forzosa.

 

Se introduce y te agacha y te retuerce,

y te cuesta parar y te sonroja,

por mucho que no quieras siempre ejerce

 

su fuerza sobre ti, nunca se enoja,

no hay nada que la venza, que la fuerce,

y es unas veces fuerte y otras floja.

Antonio Pastor Gaitero

 

La rosa y la hormiga

Rosa hogar de hormigas

¿Quién pintará de rosa su blancura?

¿Quién me lleva  a la duda y a la intriga?

¿Será quizás  una raíz amiga

que cuarzo rosa eleva a su figura?

 

¿Quién alzará los brazos a su altura?

y esta labor en su razón persiga?

Sospecho sin temer que es esa hormiga

que impone su color a la natura.

 

¿Ves? Sube sin dudar por su cadera,

se quedará a comer mientras repasa,

dará otra mano más a cada hilera,

 

me da risa la hormiga, tiene guasa,

supongo que al llegar la primavera

repinta las paredes de su casa.

                                      Antonio Pastor Gaitero

Homenaje a Gloria Fuertes

Gloria fuertes Homenaje

En el homenaje a Gloria Fuertes cantaré su poema “Cuando me vaya” que he intentado musicalizar desde el cariño que ella trasmitía en la enseñanza de todas sus reflexiones y en todos sus poemas.

Cuando me vaya

no quiero ser estatua

ni cuadro ni vitrina,

sólo si acaso de saco una cortina

que te entorne la luz para que duermas.

Cuando me vaya

quisiera convertirme en tu linterna

y serte útil cundo no ves claro,

eso sólo y dormirme en tu costado

y amanecer rezando en tu cadera.

Cuando me vaya

quisiera ser la lluvia en tu pradera,

o tú mi lluvia o yo tu mar,

o tu mi barco o al revés jugar,

ser siempre un niño,

que en el amor me crezco,

quisiera ser todo lo que ya soy

y aún no merezco.

Gloria Fuertes