El rocío es azul porque te nombra

Es el otoño luz en la mañana

de la mirada azul de tu sonrisa,

la noche larimar

si tu palabra besa

y abriga al desencanto

y constela el cielo del abrazo.

Todo es azul,

y todo crece si el azul lo nombra.

Es azul el invierno

y la nieve es azul cuando blanquea,

y el manantial que brota zarco

y la lluvia turquesa

si tu pupila llora,

la noche cuarzo claro si la luna

en tu mirar sonríe.

Y tus pasos azulan el camino

cuando viajar te acerca a otras culturas

y el abrazo se vuelve azul al beso.

La prímula zafiro porque nace

en la memoria frágil de lo eterno.

El rocío es azul porque te nombra.

Antonio Pastor Gaitero

 

Anuncios

Empiezo el año cantando

Volver a La Fídula es como estar en casa, como cantar en casa, como escribir en casa, y vuelvo el 18 de enero de 2019. Alzo mi copa repleta de canciones y poemas y me sumo en el abrazo para brindar por una vida en paz y tolerancia.

Con un mantón bordado de claveles

calquea la gata alegre en la Arganzuela,

levanta el almidón su falda y vuela

ese volante al bies por las Cibeles.

 

Me calzo la parpusa y los biseles,

cremallera, chitón, que el cheli jela,

con mirarme la gata me camela,

de litri voy, pincel entre pinceles.

 

Nos vamos de Cascorro a la Gran Vía,

cangelo da cuando te fija un beso,

si coge el dos, dibuja melodía.

 

La vida es la caricia de su boca,

me guinda la razón y lo confieso,

un lirio soy si su querer provoca.

Poema-canción del libro “El musical acento de tu nombre”

Portada del Libro El musical acento de tu nombre

 

 

 

 

 

Inventamos los ciclos de la luna

Inventamos los ciclos de la luna

para seguir los pasos de la noche,

y no para soñar un beso cálido

si la luna a creciente se levanta.

Inventamos los ciclos de la aurora

para iniciar en la vereda el paso,

y no para enlazar luz y rocío,

o si la luz de la mañana sigue

pintando su color a las espigas.

Inventamos las horas, la disculpa,

para olvidar al vernos la sorpresa

y limitar así nuestros encuentros.

 

Reinvento el beso que al presente acude,

reinvento el mar que siempre nos espera,

y tu mirada invento, tu sonrisa,

y tu noche de estrellas consteladas,

y tu mañana de espigas y de abejas

que siembran flores en el beso cálido.

Esto invento de nuevo si es preciso

para que sepas que en la paz espera

la noche y la mañana de tus sueños. 

Poema del libro “Viaja el tiempo en un tren sin estaciones”

 Antonio Pastor Gaitero

foto vias del tren octubre2016

Mentiste a tu verdad

Mentiste a tu verdad y a tu palabra,

mentiste a tu mentira repetida,

el desprecio que surcas en mi herida

sobre mi pecho sufrimiento labra.

 

Si logras por pasión que otro entreabra

tu pensamiento, que honradez te pida.

No hallará del amor la bienvenida

aunque de par en par tu verdad abra.

 

No me dolerás menos porque diga

siembras rencor, recogerás olvido,

no me dolerás menos por despecho.

 

Ni más me dolerás porque te siga

queriendo, duele más cuando te pido

llévate tus mentiras de mi pecho.

ANTONIO PASTOR GAITERO

 

Poema del libro “Sonetos de amor y otras ausencias” editado por Lastura EdicionesFOTO DE ANTONIO PASTOR GAITERO

Fotografía de Inés Poveda

A tus labios carmesíes

Este poema y canción cierra el libro “Sonetos de amor y otras ausencias” publicado en noviembre de 2013. Y en recuerdo de aquella publicación comparto con vosotros este poema de amor y de entrega, celebrando así la feliz acogida de este libro publicado por Lastura Ediciones.

A tus labios carmesíes

les faltan miel de mis labios,

a mis ojos tu mirada,

a tus caricias mis manos,

a tu cintura mi mundo,

a mi cuerpo tus abrazos,

a mi jardín tu jacinto,

a tu amapola mi nardo,

a mis sueños tu camino,

a tu sendero mis pasos,

a mi vida tu sonrisa

y a mis lágrimas tu canto,

a mis labios le hacen falta

la sed de amor de tus labios.

Antonio Pastor Gaitero