…y tus labios la luz del laberinto

Un poema vestido de lunas y desnudo de besos, donde el mar es refugio de entrega y sus manos pétalos en mi boca. Del libro “Tan sólo por la luz la sombra existe”

lazo marinero azul

Fotografía de Charo Gómez

 

Siento tus altas torres en mi pecho

palpitar con su néctar paralelo.

Átame a ti, regálame ese instante,

son pétalos tus manos en mi boca

y tus labios la luz del laberinto

y yo juego a perderme en tus caderas,

en el hermoso valle de tu espalda,

en el miedo de tus acantilados.

Átame a ti, tus brazos me sostienen

al borde del abismo donde habito,

tu inmensa luna en dos abre mis noches,

me sumerjo en la suma de tus labios

donde mi mar enlaza con tu playa

en la profundidad del universo.

Ovíllate desnuda, que mis manos

ávidas de placer y de lujuria,

deshilarán tu sueño subterráneo,

subirán por tus piernas de azucena

acariciando estigmas de amaranto.

Sólo de tus vestidos, la sonrisa.

Sólo de tus palabras, los suspiros.

Entrégame la sed de tu deseo,

el vino de tu boca cortesana,

yo beberé de ti porque me embriago

con la sal de tu piel y de tu aroma.

Hasta de mí me olvido por tu entrega.

Me oculto entre tu pulso tembloroso

donde la vida guarda sus latidos

y navego en tu barca silenciosa.

Desde popa diviso el horizonte.

A toda vela entrando en la bahía.

Qué descanso en la cumbre de tus lunas,

en la luz del candil de tu recinto.

Anuncios

NUEVO CONCIERTO

El Colmo, es ese espacio donde cada domingo nos reunimos para participar de un encuentro entre poetas y músicos, cantautores y amigos, en un ambiente cálido y entrañable  denominado Música por la Voluntad.

Quiero por ese motivo presentar allí el libro Tan sólo por la luz la sombra existe, cantaré poemas del libro y algunos textos inéditos del próximo poemario. El concierto será el jueves 17 de marzo a las 21 horas, en el Colmo, Calle Olmo 26.

Foto cartel concierto 17 de marzo

En la página 50 del libro Tan sólo por la luz la sombra existe  figura este poema que a continuación detallo:

No le cierres las puertas al recuerdo

y quítale cerrojos al olvido,

tú pasas con sigilo por la herida

que nos dibuja un nombre enamorado.

Descansará la luz en esa aldaba

donde habitan reflejos de topacio,

allí donde la astilla es un murmullo

de tiempo contagiado de lujuria.

No son grietas las huellas de ese lazo

que une la memoria y la mirada,

yo me paro a soñar que fue de un beso

y me llevo en mis ojos tus instantes,

mas otros pasarán sin haber visto

la huella primitiva de ese gesto.

     Antonio Pastor Gaitero

Puerta-Topacio

Puerta topacio de Charo Gómez

Tan sólo por la luz la sombra existe

En este nuevo libro están reflejadas las luces y las sombras, la esperanza y la utopía, el abrazo y el silencio, en un canto nuevo con voz nueva, sin abandonar el endecasílabo como expresión pictórica, reflejando en un mar de fondo, la luz y el azul de las sombras.

En este nuevo proyecto, he de agradecer a la editorial Lastura su incansable trabajo, siempre atenta y paciente.

La generosa participación de Alfredo Piquer por su prólogo.

Venciendo al tiempo,  a Fernando Gónzalez Lucini por su epílogo.

Solidaria y generosa, a Charo Gómez por su fotografía interior.

Responsable con su trabajo y siempre servicial a Rocío Pastor Eugenio por su fotografía de cubierta y página interior.

Laura Pastor Eugenio dibujó parte de su poema en su piel dejando así mi verso escrito para siempre. Es por tanto mi  primer éxito en este libro, sumando así, alegría y manteniendo viva la ilusión en este nuevo poemario.

Hemos ido sumando esfuerzos y trabajos y gracias a ello veremos en breve la publicación del libro “Tan sólo por la luz la sombra existe” 

 

APASTOR_TANSOLOPORLALUZ_CUBIERTA

………………………………………………..

Tan sólo por la luz la sombra existe.
No debe ser la sombra tu enemigo,
ni la luz tu refugio ni tu aliento,
el camino de sombras está escrito,
y de luces, de voz, de claroscuro,
de colores a veces invisibles
que los rincones del olvido tiñen
y dejan en tus ojos la acuarela
de un mar azul y de una estrella errante.
No hay que dejar de andar, es tan inmenso
este vivir que vivo, este paisaje
tan distinto si hay luz como si hay sombra,
en este respirar me multiplico
y canto y me difundo en esta entrega.
Si convencer pudiera y tu sonrisa
supiese la vida y sueño que atesora
aire sería y mar y luna llena.

                                           Antonio Pastor Gaitero

 

 

 

 

Calle Inclinada

Fotografía: Charo Gómez
Poema: Antonio Pastor

Calle Inclinada por Antonio Pastor
Calle Inclinada por Antonio Pastor

¿Que esperanza recorren sus vocales?
¿Que sueños en la celda de sus nombres
quedaron prisioneros en la piedra?
¿Cuántos fueron estrellas en la noche?

La cal les nombra, la pared escucha
y la calle se inclina o se levanta,
las horas que diriges son historia
que pasa dividida entre nosotros.

Yo cantaré sus nombres en un verso
sobre el paso del viento que les nombra
y dejaré mi paz en su sosiego.

Quizás fueron cenizas del olvido
o fugaces caricias sin retorno,
o siguen siendo llama de sus besos.

Bastón Interior

Fotografía: Charo Gómez
Poema: Antonio Pastor

Bastón Interior por Antonio Pastor.
Bastón Interior por Antonio Pastor.

Hablo a tus ojos más que a tus palabras,
más contesto a su luz que a tu pregunta.
¿Por qué baja los ojos la mentira?
¿Por qué tan sólo la verdad los alza?
¿Y por qué la verdad guarda silencio
y la mentira alza la voz y estalla?
¿Donde descansa el viento cuando duerme?
¿Por qué llevas tornados a mi calma?
Que me despierte el sueño de la noche
y le dé viento cálido a mis alas.

Que intenso es un segundo ante la duda,
que espina la verdad que mi alma daña.

Más quién soy yo para frenar la espuma
de las olas del mar hacia otra playa,
para impedir el vuelo del vilano
que inverna primaveras en el alba.

Di mujer ¿siente ausencia la montaña?
Dime¿es feliz el río cuando canta?

Te espero en el resquicio del olvido,
en el último acento de la aldaba,
desnudo a ti me entrego si regresas
en una noche eterna de palabras,
si abrimos las ventanas del silencio,
si entornamos la puerta a la esperanza,
desnudo a ti me entrego si regresas
en estrellada noche de mañanas.

La Puerta Azul

Fotografía: Charo Gómez
Poema: Antonio Pastor

La Puerta Azul por Antonio Pastor.
La Puerta Azul por Antonio Pastor.

No todo serán sombras en la noche,
y no adornes tu adiós con celosía
ni cubras de azul-mar la melodía
de tu voz, tu sonrisa y tu reproche.

Nada me duele más que tu insensible
manera de cerrar la puerta, vete,
te presto dignidad para la huida.

A pesar del dolor será posible
volver a ver el mar sin que me inquiete
que robaras azules de mi vida.