Membrillos

LLega el otoño y el membrillo llega, y llega la castaña , la nuez, la almendra, la avellana, la granada, la uva, y entre tantos y tantos frutos el membrillo elijo. Por su color de otoño y por su aroma y por el placer de cocinar su carne, elijo.

menbrillos 2018-2

Fotografía de Antonio Pastor Gaitero

Membrillos

Van Gogh pintó la forma y le dio brillo,

pintó la luz que su color refleja,

y en el cuadro dejó la moraleja

del otoño, del sol y del membrillo.

 

Es un cuento por sabio y por sencillo

que relata, el otoño y aconseja

que revive la vida, porque aleja

la idea de la muerte en su amarillo.

 

Don Antonio pintó en el sol del fruto,

frutos pintó esparcidos por el suelo

y abandonó su aroma y su atributo.

 

Yo, abrazo su interior y lo develo,

y recibo su aroma y lo disfruto,

y convierto ese fruto en caramelo.

Antonio Pastor Gaitero

 

Anuncios

Este octubre de sol y de paseo

Tu verde luz verdea y resplandece

en este octubre en sol de primavera,

testigo del camino, eres quimera

del árbol que a la luz rejuvenece.

 

foto-olivo-octubre2016

Te agrupas y te ofreces colorida

y racimas, y en flor me sobrecoges,

tus pétalos de noche los recoges,

los ofreces al sol que da la vida.

foto-paseo-flor-malva

En octubre de sol y de recreo

me ofreciste tu aroma sin espinas,

tu color renacido. Me iluminas

el tiempo que dedico a mi paseo.

foto-rosal-octubre-2016

El otoño de nuevo deja vida,

el árbol se desnuda de oro viejo,

y deja sabio al árbol su consejo,

sus hojas volverán reverdecidas.

foto-otono-octubre2016

Fotografías y textos de Antonio Pastor Gaitero

OTOÑO

395224_216270701803587_1150814597_n-felix-de-la-torre

Acuarela de  Félix  de la Torre Fajardo

 

Penúltimo verso del libro “Sonetos de amor y otras ausencias”

 

De la hoja desprendida en su desmayo

sigo pendiente el curso hasta su meta,

acomodó en el suelo al fin inquieta

su apagado verdor lucido en Mayo.

 

Nunca atraviesa la hoja como el rayo,

tiene un compás de baile cual cometa,

juguete natural para el poeta

que desnuda a las ramas de su sayo.

 

Pero el árbol enseña dominante

al frío temporal, al aguacero,

su desnudo armazón, si hojas reclamas,

 

le despreocupa al árbol lo elegante,

con la dureza propia del acero

cuida de su raíz, no de su ramas.

 

                    Antonio pastor Gaitero

_mg_1282

Fotografía de ScenoFilm Videos