Comienzo el año con una canción

Comienzo el año con una canción.

Dijo Horacio Guarany:

Si se calla el cantor calla la vida,

porque la vida misma es como un canto,

si se calla el cantor, muere de espanto

la esperanza, la luz y la alegría.

Porque cantar invita al canto, y el canto en coral y suma voces. El murmullo se convierte en voz, la palabra en melodía, la melodía en baile, la danza en abrazo y el abrazo en beso.

Comienzo el año cantando al recuerdo.  Al adiós que deja libre la decisión de vivir sin la persona que fue la suma del abrazo. Porque nadie puede decidir sobre nadie el camino que elige. Porque nadie es dueño de nadie.

Canto esta canción para que sigue siendo en el recuerdo, la cuna de los sueños donde habita la vida. 19428_513305665376043_550270866_n (1)

 

 

LA                       fa#m                 do#m

El tiempo ni es pasado ni es olvido

          sim           MI                       LA   

cuando el beso se queda en la memoria,

   fa#m             do#m           sim 

no tengo a tu recuerdo escapatoria,  

MI                                   LA

ni tengo este suplicio merecido.

fa#m                                             DO#7  

Me vine solo, con tu adiós vencido,

fa#m                                        MI

un carrusel tu voz, y yo la noria

do#m                               RE 

que gira tras de ti, en obligatoria

MI                               MI       LA

caricia, inaccesible, sin sentido. 

RE                                               rem

Eres mi viento, mi timón, mi vela,

do#m                                              RE

la cuna de los sueños donde habito,

MI                                              LA      

surca mi barca sobre el mar, tu estela.

RE                                                  MI

No te quiero olvidar ni sueño evito,

do#m                                 RE

pues  sólo tu recuerdo me consuela.

MI                                 LA

Dejo tu amor en mi silencio escrito.

Antonio Pastor Gaitero

 

 

 

 

 

Anuncios

Despido el año con un poema

Despido el año con un poema del libro “Tan sólo por la luz la sombra existe”. Me refugio en el amor para reivindicar respeto y tolerancia.

Si se apaga la llama de tus besos
y el viento del ayer se nos detiene
y la tierra se nos convierte en fango
y la sequía quita sed al sueño,
te ofreceré la lumbre y la pavesa,
el barro y el suspiro con mi canto
y brindaré del vaso que colmaste
de leche y mosto, miel y levadura,
y te daré a beber de mi silencio.
Elige así de nuevo tu camino,
yo tendré siempre azules los cipreses,
mi pecho al mar y viva la sonrisa,
tendré al trasluz tus hojas carmesí,
una piedra del mar de tus verdades
y mis labios sedientos de esperanza,
y tendré un verso nuevo cada día
y una canción al viento diferente,
un azul mar de sal para tu orilla
y un mar azul profundo en tu aposento.

Antonio Pastor Gaitero25 abril 2015 en Rivas

La Fídula- 30 de diciembre 2015

Mujer

Si callo, se hacen nudos mis palabras

y me convierto en cómplice sin serlo…

 

La falta de respeto es el inicio

que abre los portales del maltrato…

Fragmentos de un poema del libro “Tan sólo por la luz la sombra existe”.

 

Ahora de nuevo escribo y canto para no callar.

 

Aprendimos con cuentos el engaño.

La farsa fue motivo y pesadilla,

no has sido ni serás media costilla,

ya es hora de salir de este rebaño.

 

Hizo el poder por defender el daño

ofrecer sin razón la otra mejilla,

el miedo del poder es zancadilla

que por silencio pongo y acompaño.

 

Eres la vida, de la luz la franja

que defiende igualdad siendo primera,

la existencia del pan. Eres la espiga.

 

Nunca serás mujer media naranja,

ni paloma en tu vientre, ni ceguera,

por mucho que el poder del hombre diga.

                                               Antonio Pastor Gaitero