La Fídula es un local entrañable

28septiembre_antonio pastor

 

El viernes día 28 de septiembre vuelvo a la Fídula, la Fídula es un local entrañable, sito en el barrio de las letras de Madrid, no hay mejor escenario para presentar por primera vez el libro “El musical acento de tu nombre” editado por Lastura Ediciones.

Este libro, es un poemario que navega en aguas de sal en busca de la orilla de tu pecho. Es un barco lleno de palabras que intenta alcanzar tus manos, que intenta hablar contigo.

El diálogo es la razón que escribo.

Cantaré poemas del libro y recitaré textos del mismo, entre ellos:

 

Quiero por necesario comprenderte,

no por darte razón, para escucharte,

para aprender de ti, y para hablarte

con la paciencia que al abrazo acierte.

 

Opinarás distinto de la suerte

y no por desigual he de juzgarte,

de religión, política, amor, arte,

de la vida, del sueño y de la muerte.

 

Tendrás otro color y otras culturas,

otro país que en nada nos separa,

para toda razón hay más lecturas.

 

Tan sólo le rechazo al que prepara

y mantiene el dolor en sus locuras,

sólo aclara rencor y daño aclara.

Antonio Pastor Gaitero

Portada del Libro El musical acento de tu nombre

Anuncios

Aprendimos con cuentos el engaño

Adelanto este poema del libro”El musical acento de tu nombre” por la lucha y la defensa de la igualdad entre personas.

Aprendimos con cuentos el engaño.

La farsa fue motivo y pesadilla,

no has sido ni serás media costilla,

ya es hora de salir de ese rebaño.

 

Hizo el poder por defender el daño

ofrecer sin razón la otra mejilla,

el miedo es del poder la zancadilla

que por callar coloco y acompaño.

 

Eres la vida, de la luz la franja

que defiende igualdad siendo primera,

la existencia del pan y de la espiga.

 

Nunca serás mujer media naranja,

ni paloma en tu vientre, ni ceguera,

por mucho que el poder del hombre diga.

Antonio Pastor Gaitero

Foto calentario 2017

Fotografía de http://www.javierjimeno.com

 

 

 

Traigo el verde a la luz

20140914_141838

A Federico García Lorca

Traigo el verde a la luz,  y recupero

el árbol verdecido en la montaña.

Se hizo noche la noche de una España

que al verde abandonó por el sendero.

 

La fría plata eterna por acero

cambio al sucio cristal que el llanto baña,

recuperar la luz que desempaña

la verdad, a esperar contigo, espero.

 

Estás en el acento y en el lazo

que forman la palabra y en los gritos

que sujetan mi verso a tu cadera.

 

Tu canto Federico es un abrazo,

ruiseñores al alba, y tus escritos,

la necesaria voz que el canto espera.

Antonio Pastor Gaitero

 

Poema del libro “El musical acento de tu nombre” de próxima publicación